Historia de San Miguel Arcángel

En la Historia de San Miguel Arcángel se describe como un gran guerrero y príncipe de las milicias celestiales. Es el mayor de los siete Arcángeles y catalogado como abogado del pueblo de dios junto a Rafael, Uriel y Gabriel.

Advertisement

Así también, recibe la distinción del aniquilador de lucifer, su principal enemigo. Por otra parte, en las muchas de sus imágenes se visualiza con armadura, lanzas y espadas. Además, de una balanza que pesa las almas de los hombres formando parte del juicio final. La iglesia venera a San Miguel Arcángel por ser su guía.

Esto nos ha llevado a iniciar una búsqueda sobre la historia de San Miguel Arcángel para conocer un poco más sobre este gran protector. Veamos entonces, qué representa y cuál es su importancia dentro de los dogmas de la fe.

Advertisement

¿Quién es San Miguel Arcángel?

Una de las enseñanzas más implícitas de la iglesia, es la misión de San Miguel durante el destierro de los ángeles que se revelaron a Dios. Debido a este hecho, se le ha considerado y catalogado como líder de las milicias de Dios Todopoderoso.

Así como la iglesia católica le da esta distinción, también lo hacen la judía y ortodoxa, entre otras. Esto a su vez, convierte a San Miguel Arcángel en el protector, patrono y abogado de quienes seguimos las enseñanzas de Cristo.

Advertisement

Por otra parte, se le atribuye el sonido de las trompetas cuando llegue en tan anhelado juicio de Dios. Que no es otro, que el mencionado por Jesús a sus discípulos. Hecho descrito en la primera carta a los Tesalonicenses. Algo, que le da un papel importante a la nueva venida de nuestro Señor Jesucristo.

San Miguel en tiempos de cólera

En estos tiempos de tribulación, donde los espíritus del mal se han desatado, tenemos la necesidad de invocar el llamado a San Miguel Arcángel para su protección. Es necesario solicitar su guía, nos hemos vuelto adoradores del dinero más que adoradores de Dios.

Ahora, donde la sociedad está sumergida en vagos sentimientos en un, debemos acudir a la invocación y proclamar quién como Dios. Otra forma, para referirnos a San Miguel como el Arcángel con el poder para derrotar lo que está mal a los ojos del Altísimo.

La valentía, la verdad y el gozo debe ser nuestro estandarte en todos los sectores de la sociedad como individuos. Incluso, como iglesia y nación, con un deber impuesto lleno de amor, lealtad y fidelidad.

San Miguel, la iglesia y la sagrada escritura

La gran parte de la historia de San Miguel Arcángel, se muestra en el Nuevo Testamento. Directamente, en el libro de las revelaciones o Apocalipsis. Ciertamente, la mayoría de estas menciones están muy relacionadas con el Antiguo Testamento, debido a hechos que narra el destierro de Lucifer.

Lo cierto es, que en todas ellas se describe una batalla en el cielo, donde fueron desterrados los ángeles que seguían a Lucifer. Cada uno cayó por la espada de San Miguel Arcángel. Incluso, debido a su gallardía, el mismo Constantino atribuyó sus triunfos en batalla, a la intercesión del líder de las milicias.

A partir de este punto, el culto y la adoración a San Miguel Arcángel se preside al Altísimo ofreciéndole oraciones e incienso para agradarlo. Las escrituras nos llevan a una aproximación de que San Miguel es el intercesor y lleva el incienso ante Dios junto a las oraciones de sus siervos.

Son notables las apariciones de María donde son introducidas las manifestaciones de San Miguel. En ellas también se exhorta a los fieles a la adoración de la eucaristía de Jesús y la Santísima Trinidad.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario