Oración a San Miguel Arcángel para quitar brujería

San Miguel Arcángel jefe del ejército celestial

Recurro a ti para implorarte, hablarte, decirte

que me estoy muriendo en vida, me tienen

idiotizado, me han hecho brujería y solo

usted me la puede quitar.

Escúchame y ayúdame a resolver esta situación

en la medida que se pueda, me tienen amarrado

ya casi me vuelvo loco.

Me siento preso dentro de mí mismo cuerpo,

Escucho voces y palabras obscenas, no me dejan

en paz ni de noche ni de día.

Te pido que desamarres ese trabajo que me montaron,

rompe ese maleficio que me está haciendo mucho daño.

Con tu gran poder concedido por Dios, eres fuerte y

puedes enfrentar el mal, la maldad, la brujería y

hacerlos retroceder.

Así como hiciste con satanás, que lo hiciste retroceder,

haga lo mismo por mí y saque la brujería de este lugar

y desaparézcala, mándela para el mismísimo infierno

que pierda todo poder.

Te pido con firmeza porque conozco tu poder, aparte

que soy devoto, no permita que me quede en esta situación

estoy desesperado, muy preocupado, triste y solo en usted

encuentro consuelo para mi alma.

A mis seres queridos, apártalos de personas toxicas, de

enemigos que quieran hacerles daño.

No permitas que me hagan trabajos de brujería,

Hechicería o cualquier otra porquería que afecte

mi espíritu y mi mente, bloquéalos, desaparézcalos,

Protéjame de tantas cosas malas que andan

Por el mundo.

Aleja todo mal que pueda tener en mi alma,

mi cuerpo y mi mente, defiéndame ante el enemigo

limpie mi ser de toda impureza, saca de mí la soberbia, la rabia,

la ira y el rencor.

No permita San Miguel Arcángel que el mal triunfe sobre

el bien, tu amor hacia Dios y hacia nosotros es muy grande,

Eres un guerrero vencedor.

San Miguel Arcángel protector de los inocentes, ayudas

al indefenso y a los enfermos del alma a quienes les han hecho

brujería, saca esa cosa de mi mente y de mi cuerpo,

quita ese peso de encima de mí.

Mis enemigos quieren verme derrotado, no los

voy a complacer, se van a quedar esperando, porque

San Miguel con la venía de Dios me va a quitar esa brujería

Y voy a quedar bien, sano por la gracia de Dios.

Amen.

Brujería y Sociedad.

A través del tiempo y de la historia así lo reseña la brujería ha sido parte de ella, si se puede decir así, ya que el hombre por curiosidad o por querer ser superior a los demás buscó apoyo en lo mágico pero fue desvirtuado su uso, debido a que fue usado para hacer daño a los demás, al ser humano por motivos como tenerle a alguien rabia y/u odio, para ganarse el afecto y la pasión de una persona, para hablar con los difuntos, para ganar en la lotería, es utilizada en muchas cosas pero ninguna buena.

En razón de esto la iglesia y la misma biblia condenan y no están de acuerdo con la brujería, la hechicería, el culto al demonio, es señal de degradación de la sociedad, el demonio anda suelto y toca mentes débiles para que caigan en tentaciones, los envuelve, les ofrece cosas materiales y si no hay arrepentimiento y voluntad para cambiar esa es un alma que se ha perdido y que bien hubiese podido estar con Dios.

¿Tiene poder la Oración de San Miguel Arcángel para quitar la brujería?

Sí, San Miguel Arcángel con el poder concedido por Dios lo hizo un guerrero valiente, fuerte y poderoso, que defendió con sus guerreros la batalla celestial. Debemos abrazar las enseñanzas que nos dejó San Miguel que, aparte de haber vencido al propio Satanás nos demostró que el bien siempre está por encima del mal y él nos indica que el amor al prójimo es una causa justa de la cual siempre vamos a salir victoriosos, él nos da muestras de valentía, fortaleza y perseverancia.

En el caso específico de quitar brujerías es muy efectivo y milagroso, desde el principio el pelea contra el mal, contra los malos espíritus, contra satanás, a quien derrotó y así mismo contra una brujería y/o hechicería que por maldad de los enemigos ocultos que se hacen pasar por amigos nos han hecho. San Miguel por voluntad de Dios tiene el poder de anular cualquier maleficio por muy fuerte que sea.

Todo está en la mente y en la fe, si hacemos una oración con fe, con poder mental, con convicción de lo que se dice los resultados serán positivos, con seguridad y con claridad pues la conexión con Dios se da, el escucha y nos envía sus mensajes a través del Arcángel San Miguel.