Simbología de San Miguel Arcángel

La simbología de San Miguel Arcángel inicia con el significado de su nombre. Que quiere decir Quién como Dios. Es considerado el defensor del pueblo de Dios, destruye todas las obras provenientes del mal liderando la caza de los espíritus que vagan por el mundo.

Advertisement

Es importante mencionar que ha sido nombrado como el custodio de las puertas del jardín del edén. Por otra parte, en diferentes creencias religiosas San Miguel Arcángel se cataloga como príncipe, defensor, médico y guardián frente al mal. Denominación dada en creencias como en la cristiana, judía e islámica, entre otras.

Son muchos los testimonios, desde diferentes contextos históricos suscitados contra las defensa del mal que se les atribuye a San Miguel. Tal es el caso de Juana de Arco que dio su testimonio a los inquisidores. Objetando que fue el Arcángel Miguel quien le dio el valor y la fuerza de ir adelante en la guerra de los Cien Días.

Advertisement

Constantino mandó a construir el santuario El Mikaelion. Un templo dedicado al Arcángel San Miguel. Siendo una muestra más, de que está presente dentro de la humanidad. Son variadas las simbologías que lo representa y que van desde la sanación, custodia y ascensión.

Para conocer en forma, de qué se trata la simbología de San Miguel Arcángel, veamos cómo está representado. Considerando que su imagen ha sido diseñada y plasma según los relatos bíblicos del Antiguo y Nuevo Testamento.

Advertisement

¿Por qué es importante conocer la simbología de San Miguel Arcángel?

Generalmente, la simbología de San Miguel Arcángel representa la constante lucha sobre el adversario entre la justicia y el bien. Como lo señalan las sagradas escrituras que describen al gran príncipe de la milicia, como energía y poder del bien en todo el universo.

En síntesis, su simbología es una manifestación de la protección, confianza, seguridad y la superación de obstáculos. Incluyendo la duda, el miedo y el temor que puede habitar en el hombre.

Es decir, San Miguel Arcángel está siempre presente como ente motivador e inspirador. Llevando a Dios a la humanidad en cada uno de los símbolos con los que nos ha dotado.

Simbología para la humanidad una esencia en la vida.

Para quienes desconocen los detalles de la simbología de San Miguel Arcángel, debemos mencionar que la siguiente descripción es una recopilación. Considerando que no solo la iglesia católica venera y honra al príncipe de las milicias.

San Miguel como guerrero

Representa la lucha contra el mal y la oscuridad en la humanidad. Incluyendo los apegos emocionales y de la esclavitud material.

Príncipe de Luz

Simboliza la luz que el ser humano debe invocar para transitar en el camino de la oscuridad. Solo así, podrá permanecer en la presencia de Dios.

El corazón de San Miguel Arcángel

Simboliza la fuerza de voluntad que el hombre debe asumir como reto ante los desafíos y miedos de la vida. Como fiel representación de fe y seguridad del bien ante Dios.

Casco

El casco de San Miguel es lo invisible. Potencia e invulnerabilidad de los malos pensamientos que acechan a nuestra mente.

Escudo

El escudo representa al universo entero. Es la protección contra su adversario, fuerza plasmada en el amor, algo que no puede doblegar el mal.

La espada de San Miguel

La gran espada de luz da fuerza espiritual para establecer la justicia divina y la paz entre los hombre. Impregnada de un amor verdadero capaz de develar la ignorancia.

La balanza

Representa el equilibrio de la justicia y el orden Divino. En ella cuelgan las acciones positivas y negativas, en relación a la bondad y el amor.

La llave

La llave de San Miguel Arcángel abre las puertas del cielo a todas las almas como resultado de sus buenos pensamientos, acciones y sentimientos.

Las cadenas

Simbolizan la ruptura con todos los vicios y apegos que al ser humano esclaviza.

Su manto

Representa la protección y el poder que nos cubre defendiéndonos del maligno en todo momento y que habita en la mayor parte de los seres humanos.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario